¿Qué nos depara el futuro? - III Parte

Analizando el giro que poco a poco se ve asomar en tradiciones de abanderamiento de naves, se pudo observamos como además de los registros abiertos tradicionales como Panamá, Bahamas, y Liberia entre otros, también existía un movimiento nacionalista hacia registros tradicionalmente cerrados conocidos como Registros Nacionales.

En los dos artículos anteriores a éste, se mencionaron el crecimiento del registro de Hong Kong, y también sobre el abanderamiento de la nave "Patriot" en el registro de USA.

Nuestro articulo de hoy se enfocará en analizar el registro de Suiza.

En un extenso reportaje, el periódico Lloyd’s List señalaba que en los próximos siete meses el registro suizo aumentará su flota nacional en un 25 por ciento, ya que ingresarán al registro suizo próximamente cinco embarcaciones de nueva construcción.

Obviamente el crecimiento del registro suizo no amenaza al registro panameño, quizás si nos puede hacer pensar que hubiera sido factible que alguna de esas naves de nueva construcción que van a ser abanderadas en Suiza, hubieran podido venir a nuestro registro.

Analizando la situación del mercado y las noticias que se publican en la prensa internacional, es importante que la flota panameña se mantenga como líder mundial para el beneficio del país. Hay que reconocer que el "negocio" hasta hace poco se cuidaba por sí solo, sin embargo últimamente hay tal cantidad de factores externos y los cuales están continuamente cambiando, además del surgimiento de nuevas banderas, las cuales todas quieren obtener usuarios, y desgraciadamente el número de barcos más o menos se mantiene, por lo tanto, esto significa que para que unos registros crezcan, otros deben de disminuir.

A Panamá no puede que le afecte drásticamente el surgimiento de nuevos registros abiertos, aunque no debe echar en saco roto la situación actual y prepararse para ser más competitiva, ofreciendo buen servicio, una asesoría y ayuda al usuario de primera, crear nuevos servicios para mantener y mejorar el estándar de seguridad y sobretodo que ofrezca flexibilidad.

Estos son los principales componentes que un armador necesita para poder obtener rendimiento. Un armador tiene infinidad de problemas y las negociaciones para colocar su carga son sofisticadas y extensas, y por supuesto huirá despavorido de registros onerosos que además le causen problemas, demoras y complicaciones innecesarias.

Registros como Bahamas, Liberia, Belice, Vanuatu, Marshall Islands entre otros son registros semi-privatizados, donde una junta directiva administra y mantiene las políticas a seguir en cuanto a mercadeo, productividad y servicio. Son prácticamente entes comerciales con mentalidad de empresa privada, y el orgullo nacional o soberano no está por encima de la rentabilidad para sus accionistas. Panamá por el contrario es un registro soberano, esto debe ser un factor primordial de orgullo nacional y como tal debe ser proclamado sin caer en los defectos de los otros registros y mantener incansablemente su afán de ser líder mundial. Un puesto que tomó mucho trabajo alcanzar y que no debe de arriesgarse a perder, porque una vez decline tomará el doble de tiempo conseguirlo nuevamente.

SUIZA

Suiza es un pequeño país enclavado en el corazón de Europa y cuya población de siete millones de habitantes votó hace ocho años su decisión de no pasar a formar parte de la Unión Europea.

Tal es el caso de Suiza como el de Bolivia, no tienen salida al mar. Sin embargo, el hecho de que Suiza no pertenece a la Unión Europea no significa que el país este sumido en un aislamiento total, al contrario, gracias a multitud de convenios y acuerdos de regulación de transportes por sus fronteras y aguas internas se desarrolla un sistema multimodal único. No debemos olvidar que Suiza es por tradición uno de los centros bancarios mundiales por excelencia, además de tener una importante representación en la rama de los seguros y otros servicios financieros debido a la política fiscal y a la calidad de su fuerza laboral.

Grandes compañías marítimas han escogido este país para establecer su casa matriz, tales el caso de Mediterranean Shipping Co. y Norasia.

Suiza tiene una industria manufacturera importante al igual que industrias químicas y de ingeniería y sin olvidar el gran gigante de la alimentación "Nestlé", lo que significa que el país necesita abastecer de materia prima, así como de exportar los bienes que produce.

Como surgió el registro de SUIZA

Contrario a lo que se dice, la bandera suiza no comienza como se suele escribir, a partir de la Segunda Guerra Mundial, sino en 1850.

Durante 1850, el capitán suizo James Funk construyó un barco en los Estados Unidos llamado Wilhelm Tell, y le pidió al gobierno suizo una bandera suiza para que su nave navegara.

Suiza le entregó la bandera, pero ésta no era reconocida porque se decía que un país sin costas marítimas no podía dar las garantías de seguridad marítimas, como podría ser la de mantener una fuerza naval.

Durante la Primera Guerra Mundial se apreció claramente que Suiza tenia dificultades en obtener el suministro de bienes y productos usando barcos de bandera extranjera.

En 1921, Suiza logró un gran triunfo ya que durante la celebración de la Conferencia Marítima de Barcelona se reconoce en principio el derecho a los países sin costas (landlocked) el derecho a enarbolar su pabellón en barcos de marina mercante.

En Septiembre de 1939 el gobierno suizo firmó un contrato con los armadores griegos Rethymnis and Kulukundis para que estos armadores suministraran al gobierno suizo durante todo el tiempo que durara la guerra de 15 barcos que sumaban 116,000 dwt.

Según lo acordado las naves llevaría escrito "SWITZERLAND" pero llevarían la bandera griega.

Suiza acordó notificación de las salidas, zarpes, y rutas de las naves a las naciones en guerra.

Después del ataque de Italia en Grecia, la situación se tornó difícil, Grecia ya no era neutral y sus barcos era atacados en el Mediterráneo.

Las naves debían de descargar en Lisboa, donde costeros bajo bandera Portuguesa o Yugoslava llevaban la carga a Marsella, Génova y Savona.

Los armadores suizos como la "grain trading house Andr} et Cie” y “Schweizerische Reederei” compraron barcos y los registraron en Panamá.

Sin embargo, se percibía que USA y por lo tanto Panamá entrarían en la guerra, por lo que Suiza reacciono rápidamente introduciendo su propia bandera.

La ley fue aprobada el 9 de abril de 1941. El puerto de registro seria "Basle" y el 24 de abril de 1941, se abanderó el primer barco, llamado Calanda con 4,206 toneladas brutas.

Durante la guerra tanto el gobierno como compañías privadas adquirieron naves. Varias se hundieron debido a ataques erróneos.

Después de la guerra la bandera se mantuvo a través de iniciativas de acciones del gobierno y de iniciativas privadas.

Actualmente no es la amenaza de guerra la que hace que el registro se mantenga, mas bien es la globalización, y la necesidad de mantener un abastecimiento continuo de materia prima para la industria nacional lo que hace que el gobierno vea con buenos ojos la presencia y el crecimiento del registro.

Source: Lloyd’s List

La Asociación Suiza de Armadores.

La asociación de armadores de Suiza ( The Swiss Shipowner’s Association) está comenzando conversaciones con el gobierno de Berna para la extensión de un esquema de garantía de prestamos para naves que se abanderen bajo la bandera de Suiza.

Source: Lloyd’s List

Sistema de Garantía para naves de bandera Suiza.

El sistema de garantía ha contribuido fuertemente a que Suiza tenga una de las flotas más modernas del mundo en la marina mercante internacional con un promedio de 5 años o menos.

El programa permite garantías de hasta SFr 350m $219m de y comenzó a mitad de 1992 por un periodo de 10 años, reemplazando un programa similar de también 10 años de duración. En 1997 se añadió la suma de Sfr 250m.

El programa de garantías de SFr 600m ya ha sido usado en su totalidad, y se espera que para mediados del año dos mil, un nuevo programa similar sea establecido nuevamente por el gobierno..

Esta garantía solo permite a los armadores negociar una tasa de interés menor a la usual en los momentos de financiar a una nave y de que no se trata de un subsidio

La Oficina Federal para la proveeduría de Economía Nacional en Berna, es la oficina encargada de este esquema económico.

El programa esta diseñado para reemplazar las naves, además de servir para el incremento de naves en la Marina Mercante de Suiza.

El préstamo debe de ser asegurado a través de una hipoteca sobre la nave, la cual no puede exceder mas del 85 por ciento.

La nave debe de estar bajo la propiedad del armador por un período de al menos cinco años y debe de llevar bandera Suiza.

Source: Lloyd’s List

Marina Mercante y Registro de Suiza.

Actualmente se reciben numerosas comunicaciones de armadores internacionales que solicitan información para obtener los subsidios si abanderan en Suiza, sin embargo Suiza no es un registro abierto, y las naves deben de ser propiedad de una compañía Suiza y la garantía no es un subsidio.

AL 13 de Junio de 2000, la bandera Suiza tenia 20 naves con 423,307 GRT y 763,014 DWT. Sufrió un gran incremento si se considera que en diciembre de 1998 había 16 naves con un total 367,441 GRT.

Source: Lloyd’s List

ACUERDOS Y TRATADOS INTERNACIONALES

Recientemente se ha firmado entre Suiza y la Unión Europea siete acuerdos que cubren desde libertad de movimiento, agricultura, procuramiento publico, investigación y standard de comercio.

Source: Lloyd’s List


©©María Dixon/ISM Shipping Solutions Ltd. - 2001

Una versión editada de este articulo fue publicada en la sección de Mundo