RSC en la industria marítima

Por María Dixon
Consultora marítima internacional

Uno de los pocos temas en los cuales no existe mucha información, es él de la Responsabilidad Social Corporativa (RSC) en la industria marítima. Sin embargo, basta con ver a nuestro alrededor, para darnos cuenta de que sí existen pautas a seguir que demandan un alto sentido de responsabilidad corporativa, como es el último gran derrame de petróleo en España ocasionado por el tanquero Prestige, de bandera de Bahamas, con un capitán griego al mando. El enorme tanquero se partió en dos, ocasionando una enorme contaminación que llegó hasta las costas de Galicia en el norte de España.

Esta noticia puso en el tapete una serie de dilemas y volvió las voces de los críticos contra las denominadas "banderas de conveniencia". En este caso se trataba de Bahamas, pero recordemos que Panamá también está clasificada por algunos sectores dentro de la comunidad marítima mundial no como registro abierto, sino como "bandera de conveniencia".

Después del accidente, la comunidad marítima unió fuerzas, debido al trato que se le dio al capitán del tanquero. Este fue apresado y ha pasado más de un año en una prisión española, Según los expertos, si España hubiese otorgado un puerto de refugio al buque que urgía de un refugio en medio de un gran temporal, el desenlace hubiera sido menos catastrófico.

En el proceso salieron a relucir las diferentes responsabilidades de los corredores (brokers) de la carga, la naturaleza de esta y su propietario, el armador del buque, los protagonistas de la operación de salvamento, la tripulación y sus familias, las inspecciones de la sociedad clasificadora que actuó en representación del estado de bandera, las comunicaciones y las investigaciones del país donde ocurrió la catástrofe. En fin, todos y cada uno de los aspectos de este accidente han apuntado hacia distintos grados de responsabilidad.

Es en estos momentos cuando la RSC tiene una explicación lógica. En este análisis tratamos de ubicar el concepto de RSC dentro de la industria marítima. Esta responsabilidad se extiende no solo a las distintas facetas M infortunado suceso señalado, sino que apunta a los aspectos sociales de¡ entorno en donde se desenvuelve una empresa marítima.

¿Qué es la Responsabilidad Social Corporativa?

La definición de Responsabilidad Social Corporativa (RSC) indica que se trata de un concepto donde las organizaciones y corporaciones tienen la obligación de tomar en cuenta los intereses de sus clientes, empleados, accionistas, comunidades y del medio ambiente en todos los aspectos de sus operaciones. Dichos intereses se extienden a los proveedores, entes reguladores, grupos de interés y a la sociedad en general.

La RSC está unida a los principios de desarrollo sostenible, los cuales indican que las empresas deben tomar sus decisiones en base, no sólo a los factores financieros como son los beneficios o dividendos, sino tomando en cuenta a mediano y largo plazo las consecuencias ambientales de sus actividades.

Para redondear, digamos que el desarrollo sostenible es la colección de métodos para crear y sostener el desarrollo que busca disminuir la pobreza, crear estándares equitativos de vida, satisfacer las necesidades básicas de todos, y establecer prácticas y políticas sostenibles, mientras se toman en cuenta los pasos necesarios para evitar los daños irreversibles del capital natural a cambio de beneficios a corto plazo. El desarrollo sostenible cubre cuatro áreas: el medio ambiente y los aspectos económico, social y político.

Cuando hablamos de responsabilidad con el capital natural nos referimos a la protección que deben dar las empresas que practican la RSC a las formaciones de la tierra de origen mineral vegetal o animal, tomados en cuento desde el punto de vista de medios de producción de oxígeno, agua y prevención de la erosión, o de proveedores de servicios de ecosistemas.

Lamentablemente, en pleno Siglo XXI, la mayoría de las empresas siguen operando con la idea de que el mundo no ha cambiado desde la Revolución Industrial. Durante esa época los recursos naturales eran abundantes y la mano de obra era limitada. Actualmente, la situación se ha revertido; la mano de obra es abundante, mientras que los recursos naturales son escasos y caros.

¿Capitalismo Industrial será la nueva Revolución?

Se dice que la nueva revolución industrial será impulsada por la creciente vigencia de los patrones de escasez. Algunos estudiosos estiman que esto creará una gran revolución, acompañada de muchas oportunidades, y que las empresas exitosas serán aquellas que se ajusten a estas realidades.

Muchas empresas innovadoras ya están ajustándose a este nuevo modelo estructural. Se están beneficiando al tiempo que logran ventajas competitivas decisivas. Sus líderes y trabajadores se sienten mejor sobre lo que hacen y cómo lo hacen, ya que se encuentran a la vanguardia de un nuevo modelo de empresa conocido como el Capitalismo Natural. Son empresas comprometidas con los principios de RSC.

Las empresas comprometidas con los principios de RSC deben tener un comportamiento empresarial social y ambientalmente responsable basado en algunos criterios básicos:

  • El criterio fundamental conocido como política filantrópico, según el cual la empresa se preocupa de la integración a su gestión de una política más solidaria y de colaboración hacia la comunidad.
  • La ética en los negocios que incluye valores no sólo de los accionistas, ejecutivos y trabajadores de una empresa, sino los intereses de aquellos grupos con algún vínculo con dicha empresa (stakeholders).
  • La relación directa con las políticas de la empresa, donde se incluyen la responsabilidad social y ambiental. Este criterio ha adquirido una gran importancia a nivel internacional.
  • La rendición de cuentas (accountability) del conjunto de actividades de la empresa, el monitoreo de dichas actividades, la transparencia y el monitoreo para establecer si existe un desempeño social y ambientalmente adecuado de la empresa.
  • La aceptación de principios laborales universalmente aceptados como son: 1) La libertad de asociación y reconocimiento efectivo del derecho de negociación colectiva; 2) la eliminación de todas las formas de trabajo forzado u obligatorio; 3) la abolición del trabajo infantil, y 4) la eliminación de prácticas discriminatorias.
  • La preocupación por el ciclo del producto, desde los proveedores de materias primas hasta los consumidores, mediante el diseño de sistemas de monitoreo del cumplimiento de estándares (ambientales y sociales),
  • La aplicación de normas que garanticen el logro de los objetivos de RSC. Aquí pesa mucho la transparencia de la información relevante provista por la empresa dentro del mercado en el que se desenvuelve y la implementación de buenas prácticas en los negocios.
  • El suministro de información veraz y transparente acerca de los resultados y logros obtenidos en materia ambiental y social.

¿Existen parámetros para medir la RSC?

La Organización Internacional de Estándares (ISO) trabaja desde marzo de 2005 para crear el estándar ISO 26000, el cual será publicado en el año 2008. Actualmente existe un grupo conocido como "Inversionistas Socialmente Responsables" (Socially Responsible Investors), para quienes se ha creado lo que se conoce como el índice FTSE4Good, que mide y calcula una serie de factores exigidos por los miembros de este nuevo grupo. Ellos son:

  • Invertir exclusivamente en compañías que demuestren estándares altos en el área de responsabilidad corporativa
  • Minimizar los riesgos sociales, éticos y ambientales dentro de su cartera de inversiones
  • Evitar inversiones en sectores tradicionalmente excluidos como tabaco, defensa, fuerza nuclear, etc.

Los índices se toman como base regional o global, y se usan para seleccionar universalmente las compañías donde se puede invertir.

La RSC llega a la OMI

Últimamente el concepto de Responsabilidad Social Corporativa ha aparecido en el lenguaje marítimo. El Secretario General de la OMI, Efthimios E. Mitropoulos, lo mencionó por primera vez en un discurso que dio hace poco más de dos años, y el Dr. Dale Neef, uno de los pioneros de RSC en el sector marítima en el Reino Unido y Escandinavia, también ha predicado la necesidad de incluir este concepto en la industria.

Cuando ostentaba el cargo de canciller del Reino Unido, Gordon Brown, el hoy Primer Ministro británico, dijo que la RSC ya no era aquel viejo concepto filantrópico de donar dinero a las buenas causas, sino la práctica continua y responsable de las empresas hacia el medio ambiente que las rodea, las mejores prácticas de trabajo, su comportamiento con las comunidades locales y el reconocimiento de marcas, no sólo en calidad, precio y originalidad, sino en el comportamiento general que haga la diferencia en el mundo en que vivimos y la contribución para reducir la pobreza.

La industria naviera tiene sobradas razones para abrazar los principios de la RSC. Un estudio sobre emisiones de C02 en la industria naviera ha develado información tan importante que la OMI ha incluido en su agenda este problema tan preocupante. Los puntos principales y conclusiones que se han identificado son las siguientes:

  •  Las emisiones de C02 en la industria marítima doblan las producidas por las aerolíneas.
  • Las emisiones marítimas no son cubiertas por el Acuerdo de Kyoto u otro acuerdo europeo.
  • Los estudios sugieren que habrá un incremento de 75% en 15 años debido al crecimiento del sector, causando un grave impacto en el calentamiento global.
  • Según un estudio del Instituto de Física y Atmósfera en Wessling, Alemania, las emisiones de los buques oscilan entre 600 y 800 millones de toneladas de dióxido de carbono anuales, equivalente a un 5% del total global.

El tratamiento que la comunidad marítima le otorgue a este tema tan preocupante a nivel mundial brindará una oportunidad para que la industria asuma su responsabilidad otorgándole a la RSC la importancia que se merece.

¿Es la RSC algo nuevo en la industria marítima?

¿Quién no ha oído hablar del grupo Onassis o del grupo Niarchos, magnates griegos que construyeron imperios comerciales internacionales? ¿0 de los aportes que dan las empresas de Asia a sus comunidades, y a la industria en si? ¿0 de los esquemas de ayuda y becas de las grandes corporaciones americanas, o de las ayudas que prestan las compañías europeas?

Las grandes compañías a nivel mundial han puesto énfasis en la RSC y esto contribuye tanto al medio donde se desenvuelven como a la empresa misma. Sin embargo, en estudios a compañías medianas o pequeñas, se ha establecido que muchas no han hecho nada.

Ello se debe probablemente a que desconocen el tema, lo que indica que no hay mucha información divulgada al respecto, o bien porque creen que la RSC es solo para empresas grandes con muchos recursos, lo que es totalmente falso.

En la industria marítima, la lista de empresas que practican los principios de RSC es extensa, y es imposible identificar a todas las compañías que practican esos principios; sin embargo, a continuación presentamos algunos ejemplos ilustrativos:

La RSC en Europa

Los pioneros de la Responsabilidad Social Corporativa en Europa, sin duda, han sido dos de los grupos marítimos más conocidos. El primero de ellos es la Fundación Onassis, que tiene como lema enlazar la calidad en el sector marítimo con proyectos de beneficio público. Entre sus principales aportes se encuentran:

  • The Onassis Cardiac Surgery Center en Atenas (costo de $75 millones y un total de mas de medio millón de pacientes desde su apertura).
  • La Casa de las Letras y Artes de Atenas (a inaugurarse a fines de 2007)
  • Los programas de becas para postgraduados alrededor del mundo.
  • El establecimiento en los Estados Unidos de fundaciones benéficas.
  • Apoyo financiero a universidades y programas de estudios helénicos.
  • Programas culturales y educativos en los Estados Unidos.
  • La construcción en Atenas de una réplica de la torre del campanario de la Iglesia San Photini de Izmir.
  • Premios internacionales de cultura (teatro, coreografía, música y pintura).
  • Cursos de verano para postgraduados en ciencias exactas en Creta (biología, información tecnológica, química y física).
  • La biblioteca para las artes helénicas y romanas de¡ Museo de Arte Contemporáneo de Nueva York.
  • La renovación y restauración del edificio Neoclásico en Nafplion para establecer un brazo de la Galería Nacional de Grecia.

Por su parte, el Grupo Niarchos creó la Fundación Stavros S. Niarchos, entidad filantrópica que apoya actividades en cuatro áreas: arte y cultura, educación, salud y medicina y beneficencia social, con énfasis principalmente en niños y ancianos. Además, ayuda a entidades de carácter social en todo el mundo, y mantiene programas de apoyo en Grecia a través de un comité local asesor para preservar la cultura y las tradiciones helénicas.

Su compromiso es el de trabajar en Grecia e internacionalmente, Su misión deriva de los deseos del armador griego Stavros S, Niarchos de trabajar en proveer acceso a las oportunidades en los campos de la educación, beneficencia social, salud, artes y cultura.

Desde sus inicios en 1996, la Fundación Stavros S. Niarchos ha hecho 1,234 donaciones por $ 275,000,000 a organizaciones benéficas sin fines de lucro.

En 1995 la Unión Europea introdujo el concepto de RSC. Actualmente existe una red de más de 60 corporaciones multinacionales miembros de dicho movimiento.

La misión de la Unión Europea es la de asistir a las empresas a que cada día integren la Responsabilidad Social Corporativa a su manera de efectuar negocios. La Comisión Europea ha lanzado la Alianza Europea para la RSC como parte de su estrategia para impulsar e innovar el apoyo del desarrollo sostenible en materia de crecimiento y empleo. Actualmente existe un grupo de organizaciones nacionales en Europa que comparten el compromiso con esta iniciativa, y durante el Foro Europeo Multilateral sobre RSC celebrado recientemente, quedó claro que el compromiso voluntario de las empresas europeas ha permitido un progreso considerable.

En Noruega, la sociedad clasificadora Del Norske Veritas está muy involucrada en el tema de RSC. En cooperación con The Norwegian Shipping Association y las compañías Jebsens y Eidesvik, desde el otoño de 2003 ha trabajado en un proyecto para definir cómo las compañías navieras pueden adoptar la RSC desde la dimensión social y e¡ crecimiento sostenible.

Eidesvik llevó a cabo una encuesta extensa entre los empleados y sus familiares, la comunidad local y los proveedores de la compañía. Los resultados indicaron que la compañía es percibida como una piedra angular, y que debería involucrarse dentro de la comunidad, no sólo en Noruega, sino en África, donde tiene operaciones.

Por su parte Jebsens, con operaciones en Filipinas desde los ochenta, ha demostrado que gracias al diálogo y a sus actuaciones dentro del clúster marítimo de Filipinas, ha logrado fortalecer el nombre de la empresa, con buenos resultados comerciales. Además ha logrado otras ventajas:

  • Las inversiones en entrenamiento del personal no sólo han incrementado la productividad, sino que han servido de escudo para defender los derechos de sus marinos y oficiales.
  • El entrenamiento que ofrece Jebsens hace que sus marinos y oficiales sean buscados por otras compañías, pero la lealtad que estos tienen hacia Jebsens ha evitado un éxodo hacia otras compañías, al tiempo que ha disminuido las quejas y demandas en materia laboral.
  • La lealtad se construye ejerciendo una responsabilidad social, al manejar correctamente las crisis y las quejas; dar asistencia proactiva a las familias, e involucrar a los agentes y los ejecutivos del grupo en la retención de tripulaciones calificadas por más motivos que un salario.

En cuanto al Reino Unido, a su sector marítimo le falta mucho todavía para igualarse a otros países; sin embargo, la Asociación de Puertos Británicos (Associated British Ports - ABP) es una industria modelo en materia de RSC. Sus más de 3,000 empleados satisfechos son prueba palpable de ello, según lo demuestran auditos realizados por consultores externos independientes. El año pasado la compañía calificó entre las mejores del índice ético FTSE4Good, y se espera que mantenga su lugar en 2007.

En un reportaje preparado por el periodista inglés David Osler se destaca la labor positiva que ABP brinda a los puertos británicos en materia de responsabilidad social.

  • La reutilización de materiales dragados para el beneficio del medio ambiente.
  • La medición de los desperdicios generados por sus propias operaciones, diferente a los desperdicios generados por los buques.
  • Mejoras en el consumo de electricidad y en emisiones de C02; sin embargo, el consumo de agua fue mayor al deseado.
  • Cinco puertos en el Sur de Gales fueron acreditados bajo el sistema EcoPorts, Ports Environmental Review System; se espera acreditación de cinco más.
  • Se ha completado un estudio de técnicas para la supresión de polvo emitido por la carga/descarga de granos, químicos y carbón.
  • Se enjuició a un capitán de un buque que derramó 1,5 tons. de petróleo en el Rio Orwell, condenándolo y multándolo con $200,000.
  • ABP este año ha invertido $840,000 en la comunidad, y el año anterior invirtió $540,000, patrocinando eventos y actividades, Estas sumas para equivalen al 0.2% de la ganancia bruta del grupo.
  • Se ha efectuado una gran campaña de seguridad dirigida a niños y jóvenes de 8 a 14 años, explicándoles el peligro de jugar en las áreas del puerto y de nadar en los puertos.
  • Las donaciones ascendieron a $246,000 repartidas entre obras de caridad como la Fundación Británica de Enfermedades del Corazón, el Instituto del Cáncer, y la Sociedad Nacional de Prevención de la Crueldad Contra los Niños.
  • Además, donó $60,000 a las víctimas del tsunami asiático; $10,000 a las víctimas de las bombas terroristas de Londres, y $6,000 a la UNICEF y a los niños víctimas del terremoto de Asia del Sur.
  • Las artes también se vieron beneficiadas. La Opera Nacional de Gales recibió $288,000 a través de un acuerdo de patrocinio por 4 años.

Experiencia en Asia

Las compañías japonesas reconocen que la RSC juega un papel primordial en el crecimiento de sus actividades, y sus informes anuales contemplan las políticas que siguen en esta materia.

Como ejemplo, la compañía MOL (Mitsui O.S.K. Lines) fue una de las primeras en promover una gobernabilidad corporativa más efectiva, un sistema reforzado de cumplimiento, navegación segura y protección al medio ambiente. En 2004, MOL adoptó la RSC y el Comité de Ambiente. MOL es la primera empresa marítima en participar en el Pacto Global de Naciones Unidas, y continúa reforzando actividades dirigidas a contribuir con la sociedad.

MOL se encuentra en las listas de los índices mundiales de inversión en RSC, en el índice de Estabilidad Dow Jones y en el FTSE4Good Global Index, lo que refleja el apoyo que este grupo le da a los esfuerzos de la compañía. En síntesis la RSC de MOL se basa en un programa social, donde promueve la prosperidad global, atiende a los empleados, y hace contribuciones sociales sin abandonar la protección del medio ambiente.

Una compañía naviera asiática que ha puesto mucho énfasis en la RSC es NYK Line (Nippon Yusen Kaisha), que desde 1977 ha estado creando programas y apoyos en esta materia. Otras compañías están empezando a medir y monitorear los aspectos sociales, ambientales, de seguridad, protección y gobernabilidad, como parte de un formato de estrategia de Responsabilidad Social Corporativa.

Aunque la industria marítima tiene una cantidad de medidas de regulación obligatorias, sus expertos creen en la necesidad de reportar sus estrategias y logros.

Un análisis sobre las estrategias de RSC revela que esta provee a los clientes, inversionistas, reguladores y a los activistas comunitarios la siguiente valiosa información:

  • Mejor Gestión del Riesgo: Le da una imagen comprehensiva de los esfuerzos de la organización y el control del riesgo.
  • Mejor Comunicación: Canales de comunicación más efectivos para diseminar los valores y las buenas gestiones del trabajo de la organización
  • Mejor Cumplimiento Operacional: Al medir y reportar sobre los resultados 1. "extra-financieros," se mejora el desempeño de la compañía.

En Panamá

Panamá no se ha quedado atrás en materia de Responsabilidad Social Corporativa. De hecho, las empresas más grandes del sector no solo la están practicando, sino que la divulgan como medio para lograr sus propósitos de imagen y de apoyo por los grupos de su interés (stakeholders).

En este sentido destacan los esfuerzos que han realizado la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) y las dos principales empresas portuarias del país, Manzanillo International Terminal (MIT) y Panama Ports Company (PPC), algunas de cuyas obras y acciones describimos a continuación:

ACP - La Autoridad del Canal de Panamá es, a no dudarlo, la empresa panameña que más se proyecta en el ámbito nacional en proyectos y actividades bajo los principios de Responsabilidad Social Corporativa. De hecho su nivel de RSC es comparable al de otras organizaciones de su tipo en el primer mundo.

Como miembro del Pacto Global que impulsa los principios de RSC, la ACP incluye en su presupuesto anual sumas millonarias para ejecutar proyectos de desarrollo sostenible a beneficio de las comunidades asentadas en Cuenca del Canal, y para proteger la seguridad y la salud física y mental de sus 9,000 empleados. También brinda apoyo a las múltiples actividades que sus empleados realizan bajo esos principios.

Las obras y actividades que ejecuta directamente la ACP están orientadas tanto hacia sus empleados, como hacia las comunidades de la Cuenca del Canal y en todo el país.

En forma indirecta, también brinda cuantiosos recursos para actividades y obras bajo los criterios de RSC. En efecto, mediante el Decreto Ley No. 1 del 9 de enero de 2006, el Gobierno creó el Programa de Desarrollo Comunitario (PRODEC) dirigido a destinar $50 millones anuales de los excedentes que aporta la ACP durante el plazo de diez años, contados a partir de 2006, para la ejecución de obras de interés social. La identificación y prioridad de estas obras se realiza en consulta con las respectivas comunidades.

MIT - Mediante un convenio de cooperación con el Gobierno, Manzanillo International Terminal destinó $2 millones en 2005 para la ejecución de diez proyectos, incluyendo los siguientes:

  • El financiamiento del Policentro de Salud Dr. Juan Antonio Núñez, para darle atención médica y hospitalaria a 75,000 residentes de los barrios Norte y Sur y la Costa Abajo de Colón.
  • La construcción de sendos Centros Familiares y Comunitarios de Educación Inicial (CEFACEI) en Residencial Los Lagos y en la Villa de¡ Caribe.
  • La ampliación de un aula de informática y laboratorio de inglés en Gatuncillo para atender las necesidades de 2,900 estudiantes.
  • La construcción de nuevas aulas y ampliación de¡ comedor de la escuela El Laguito.
  • La construcción de nuevas aulas en el Colegio Abel Bravo y en las escuelas de Rio Gatún y Desmond Bryan.

PPC - Como miembro del Grupo Hutchison Port Holdings, que maneja 44 puertos en 22 países de Asia, Europa, el Medio Oriente y las Américas, Panama Ports Company ha desarrollado un agresivo programa en el marco de la RSC de acuerdo a los parámetros del Grupo. Algunos de sus principales programas en Panamá son los siguientes:

  • En apoyo a la Fundación de Niños con Leucemia y Cáncer, PPC financió una moderna residencia con 16 habitaciones para el alojamiento de niños que llegan a la ciudad capital para recibir tratamiento. Originalmente, esta era una casa de tres habitaciones con limitadas comodidades.
  • Bajo el programa Escolar Portuario que desarrolla HPH a nivel global desde 1992, Panama Ports sumó su apoyo al "Programa de Escuelas Rancho por Escuelas Dignas", que impulsa el Despacho de la Primera Dama, Vivian F. de Torrijos, financiando una moderna escuela para la comunidad de Quebrada Grande, en Chiguirí Arriba, Coclé.
  • Además, PPC patrocina una diversidad de actividades culturales, sociales y deportivas en asocio con su Sindicato de Trabajadores.

En conclusión, hay que ponderar el esfuerzo que realizan todas las organizaciones, empresas e individuos mencionados en el cumplimiento de su responsabilidad social. No es aventurado pensar que esta corriente irá sumando adeptos, y que en un futuro muy próximo tendremos a una industria marítima que demuestra con hechos su identificación plena con los intereses de la sociedad.


©©María Dixon/ISM Shipping Solutions Ltd. - 2007

Este articulo fue publicada en Manual Marítima de Panamá, con el permiso del autor